«Mitos historias y leyendas de Costa del Este»

relato de Costa del Este Don Puente

Con esta primera entrega inauguramos una sección en donde todos podamos participar de escribir la historia de nuestro pueblo de manera colaborativa desde los comentarios.

Así comienza relatos de nuestra historia NARRADAS POR SUS VECINOS Y VISITANTES

«Así conocí a Don Puente»

Podés leerlo aquí 👉http://bit.ly/historiasCDE

relatos Don Puente

Gracias Jorge Passucci por la colaboración y predisposición en la narración del disparador.

Ampliación de esta historia desde comentarios

Paola Mohnen Era un persona divina. Tuve el agrado por finales de los 70 conocerlo, pescaba con mí abuelo. Cada año íbamos a ver cómo crecían sus pinos y nos mostraba como con las botellas plásticas los protegía. Aún cada vez q voy a La Costa recuerdo esos tiempos.

Alejandro Di Giacomo Don Cándido Puentes Arredondo era el nombre de una de las personas mas honestas que conocí en mi vida. Era nuestro vecino en Avellaneda y gran amigo de mis padres. Hasta que tuve cerca de 10 años era invitado fijo dos o tres veces por semana a ver «Combate» o «Bonanza» en nuestra casa, ya que él no tenía TV. Esa era otra de sus tantas “rarezas”. Se acomodaba en nuestro comedor y le servía su copita de Tres Plumas en la que yo tenía reservada como “la copita de Cándido”. Parecía un chico más viendo TV. Largas charlas con mi Papá, muuuuchos almuerzos o cenas disfrutando la comida casera de mi Mamá. Eso sí, cuando venía Cándido, mi Mamá se tenía que cuidar de no sacar carne de la heladera porque sino, no comía. Otra de sus cosas raras era pensar que “el gas de la heladera contamina los alimentos” . jajajaja. Fue Cándido el que convenció a mi Papá de comprar un terreno en Las Toninas allá por 1978. Otros vecinos nuestros y paisanos Españoles de Cándido tenían casa allá y lo llevaron a trabajar y quedó encantado con la tranquilidad. Cuando él decidió emigrar a La Costa, Las Toninas “tenía mucha gente ya” y se decidió por Costa del Este. Visita obligada siempre que íbamos a Toninas. Ya grande, fui yo el que tomó varias veces una Copita de Legui o Tres Plumas en la casa de bloques y chapa que tenía en esa esquina céntrica de Costa. Increíble que se bañara en pleno invierno debajo de los pinos. Miles de historias de este Español que combatió en la Guerrra Civil y montó una Clínica según contaba. Después emigró a Argentina y decía tener hermanas en La Plata. Una de las tantas veces que lo visitamos en Costa nos contó que le robaban el jabón de la bañadera con el que lavaba su ropa. Se escondió varias noches para pescar al ladrón que resultó ser un perro que, ante el hambre del invierno, debía imaginar un hermoso churrasco en el pan de Jabón Federal. jajaja. Electricista experto, no había nada a lo que no se animara. Una fortaleza y una salud impresionante, llegó a muy grande a pesar de vivir en las condiciones en que vivía y de haber vivido lo que vivió de joven. Solitario, pero afecto a buscar compañía en mi casa o en la de los Vazquez o los Almirón sus Paisanos Españoles de mi barrio en Avellaneda y sé muy bien que fue muy querido por mucha gente en Costa. Aunque claro, era muy difícil para acercarse. Gracias por el recuerdo de este Sr. que fue parte de muchas de mis noches de chico.

Hernan Sanchez Don Puente un sr. Muy honesto, huraño a la vez. Cocinaba sopa de cebollas y pan casi todos los días. Buen hombre.

Yorshire Alicia Cándido Redondo Puente murió en junio, ya hace 22 años , un señor con mayúscula, un personaje muy especial , elegía con quién compartir sus momentos… cuidaba mi casa y no sé cómo pero ni bien llegábamos venía a nuestro encuentro, nos contaba todo lo sucedido en nuestra ausencia., nunca llegaba por el frente, siempre por el pina , como en los cuentos, durante los veranos compartíamos las mañanas con historias vividas. Enamorado de Costa del Este , por su tranquilidad y su clima , después de su muerte supe que tenía un sobrino en Mar del Plata, que limpió el terreno y llenó de cachivaches un camión con acoplado …..una vida austera y honesta, nunca hubo un tesoro escondido, recibió una pensión en euros y quedaba en el banco, no estaba loco ni mucho menos, tenía mucha soledad por elección.

Paola Mohnen «Don Puente». Un hombre huraño y excelente persona. Pescaba con mí abuelo y cada vez q llegaba a Costa del Este me encantaba cruzarlo para q me contara y me mostrara cómo iban creciendo sus pinos que los cubría para protegerlos con botellas plásticas.

Ernesto Ferándola Recuerdo a Don Puente, recorría las casas viendo que no estuvieran abiertas, si era electricista , vivía en la manzana frente a la inmobiliaria Gambetta, un lindo recuerdo de los comienzos de Costa del Este.

Elsa Lilia Cabrera Gran Hombre, Don Puente, y sobre todo muy respetuoso y educado. Siempre tenia un buen consejo para darte, para proteger tu lugar. Siempre lo recordamos y al atardecer a veces hasta lo vemos aparecer entre los pinos.

Post 1Post 2

Amplía con tu comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.