Recomendaciones para disfrutar de un día de playa con seguridad

Ya se acerca el verano y con él los días de vacaciones en la playa. Seguramente estás pensando en venir a Costa del Este a disfrutar de una buenas vacaciones en el mar. Si es el caso te pasamos algunas recomendaciones del servicio de guardavidas para tener muy en cuenta a la hora de disfrutar de un día de playa.
Prestar especial atención a las señalizaciones de las banderas, que indican las condiciones del mar:
 
Bandera ROJA: condiciones no aptas para baños;
Bandera AMARILLA: condiciones inestables, baños con precaución.
Bandera VERDE: condiciones aptas para baños o mar calmo.
Otras recomendaciones que nos dan son:

Ingresa al agua solamente en las zonas habilitadas; éstas están bajo vigilancia de guardavidas. Si no hay guardavidas no es seguro meterse al mar en esa zona de playa.

No sobrestimes tus fuerzas y habilidades en aguas abiertas, esta es una causa frecuente de accidentes. Aunque seas buen nadador, no te alejes de la costa; nada en paralelo a ésta.

Nunca te zambullas en aguas desconocidas, entra con precaución. Si ves a un bañista en peligro, la mejor forma de ayudar es avisando a los guardavidas, no intentes un rescate si no tienes un entrenamiento específico para ello.

No ingreses al agua durante una tormenta o malas condiciones climáticas.

En la playa respeta las reglas de higiene y algunas normas de convivencia no estaría nada mal, como eviar ruidos molestos, tirar basura, etc.

No entres al agua sin haber hecho antes la digestión, hasta que hayan transcurrido unas tres horas desde la última comida, después de una exposición prolongada al sol o si estas muy cansado.

Si la diferencia entre la temperatura del agua y la del cuerpo es muy grande entra al agua lentamente para evitar el llamado “choque térmico”.

No dejes nunca a los niños solos en la playa, aunque sea por un momento, ya que pueden aprovechar la circunstancia para ir al agua, ignorando los peligros que ello pueda significar. Mantén a los niños pequeños bajo vigilancia permanente.

Tené en cuenta que si un niño se pierde en la playa es posible que por instinto evite andar de cara al sol sino que irá andando en sentido contrario (lo que puede ser una pista para encontrarlo).

Evita los colchones inflables o juguetes similares ya que pueden ser arrastrados mar adentro tanto por el viento como por las corrientes marinas. No permitas que el niño los utilice sin la debida vigilancia.

Enseña a los niños a pedir ayuda siempre que se sientan en peligro.

+ Costa del Este

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *