Leña seca , menos contaminación y más calor

La leña es la tercera fuente de energía más importante después del petróleo y el gas, su costo es 5,4 veces más bajo que la calefacción con electricidad y 4.7 veces más económico que el gas.
– Sin embargo, mucha gente no sabe que mientras más seca la leña, más calor se obtiene de ella y menor cantidad de contaminantes emite a la atmósfera, causando menos daño a la salud de las personas.

En la última década, el consumo de leña ha ocupado una importante participación comparada con otros combustibles de uso residencial. Un estudio realizado el año 2004 por el Instituto Forestal (INFOR) y CONAMA determinó que al menos el consumo de leña en los últimos 5 años ha crecido del orden del 36%. Asimismo, se determinó que los rancaguinos consumen en promedio, 0,7 metros cúbicos de leña por vivienda al año, lo que representa un 30 por ciento del total de viviendas. Respecto a los precios, el estudio determinó que Rancagua es la ciudad donde se paga más por la leña, pues se vende por kilo, y contiene altos valores de humedad (entre un 40 y hasta 75 por ciento, cuando lo recomendable es menos de 20 por ciento)

En este contexto, el Sistema Nacional de Certificación de Leña que aborda los aspectos de la calidad del combustible, contribuye a regular el mercado y la calidad del producto que está a disposición del consumidor. Este sistema requiere además de la sensibilización de la comunidad sobre el uso de la leña seca, con el fin de generar cambios en la percepción ciudadana respecto del origen del problema ambiental que las afecta y cambios de conducta en la que respecta a la demanda por leña.

Norma de emisión de la leña: ¿El fin del problema?

La verdad es que está lejos de ser la solución del problema, debido a que si la ciudadanía no toma conciencia y continúa comprando leña húmeda el problema es difícil que termine .

El 15 de junio fue publicado el anteproyecto de norma de emisión para artefactos de uso residencial que combustionan leña y otros combustibles de biomasa, la cual aplicará a los artefactos que se fabriquen, armen o importen, y los que se encuentren en stock o almacenados en fabrica para su comercialización, sin embargo no se aplicará a los artefactos que se encuentren operando o instalados para su uso.

La norma es paulatina. Así, las nuevas estufas deberán emitir menos de 320 mg/MJ (miligramos por mega joule de energía útil) de PM 10 a partir del mes de marzo siguiente a la publicación del decreto (se estima marzo 2008), valor que irá disminuyendo hasta llegar a los 40 mg/MJ (miligramos por mega joule de energía útil) para el año 2015.

Para las cocinas a leña, lo máximo permitido será 640 mg/MJ, un año después de la publicación del decreto (posiblemente 2008) valor que irá bajando hasta llegar a los 160 al año 2011 mg/MJ. Una vez implementada esta norma se espera, como resultado, del recambio de los artefactos actualmente en uso, una reducción en el tiempo de las emisiones de material particulado y un mejoramiento de la calidad del aire.

Recomendaciones para un buen uso de la leña

– Compre en verano y almacene en un lugar ventilado, bajo techo y aislado del suelo.
– Exija leña seca
– Prefiera estufas de combustión lenta, son más eficientes que salamandras y chimeneas.
– Cuando instale su cañón (chimenea), hágalo a 1,5 metros de altura desde el techo, para así no contaminar a sus vecinos.
– Aprenda a reconocer la leña seca: es liviana, tiene una corteza semidesprendida con grietas en los extremos, no posee manchas de color gris o blanco producto de los hongos y tiene un color opaco
– Utilice siempre leña seca y trozada en leños de 25 a 35 centímetros de largo y 16 cmts. de ancho.
– Encienda el fuego con papel y astillas, no use ceras o parafinas ni queme basuras o madera con pintura.
– No llene su calefactor. Utilice sólo dos o tres palos de leña para encenderlo.
– Nunca trate de hacer durar el fuego cerrando las entradas de aire. Ensucia el equipo y no genera más calor.
– Mantenga limpias las estufas y el cañón. De no hacerlo obstruirá con hollín y disminuirá el tiraje, afectando la combustión lo que aumenta la contaminación y el riesgo de inflamación.

Conama

Noticia estractada de Proyecto Geo

+ Costa del Este

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *