Las claves para protegerse del sol

Indiscutiblemente el sol nos enamora y seduce, desde su radiante majestuosidad, produciéndonos una sensación de placer indescriptible…

Pero ¡ojo! por esto que alguien dijo alguna vez, de que: “No todo lo que brilla es oro“… el sol podría, en cierto punto, convertirse en nuestro peor enemigo…
La Doctora Mónica Papinutti, nos habló, entre otras cosas, de los efectos nocivos que presenta para nuestra salud, si no lo respetamos y no graduamos nuestra exposición al mismo.

SOBRE LA PIEL Y EL SOL
La piel que cubre y protege nuestro cuerpo, se renueva cada 28 días en capas muy finitas.
El sol, requiere unos pocos minutos para contribuir a la fabricación de la vitamina D, de vital importancia para nuestra salud. Pero hay algunas cosas que debemos saber:
a) Los rayos solares nocivos para la salud, son los infrarrojos y los ultravioletas, dado que atraviesan la piel pudiendo quemarla y dañar su salud;
b) Los horarios de mayor riesgo por exposición son los que van desde las 10 de la mañana hasta las 4 de la tarde, cuando se encuentra justo por encima de nuestra cabeza;
c) La piel se protege fabricando melanina: unos granitos de pigmento marrón que la broncean evitando su daño; pero la elevada exposición, cuando el sol es muy fuerte, pone a la piel colorada o la llena de pecas;
d) Las pieles no son todas iguales, pero los rayos ultravioletas afectan a todas por igual;
e) A los pelirrojos el sol los llena de pecas;
f) Los rubios o de piel blanca, fabrican poca melanina, por lo que se enrojecen sin broncearse;
g) Los de piel oscura fabrican mucha melanina y se broncean fácilmente;
h) Los días nublados suelen engañar a todos. El sol filtra sus rayos infrarrojos a través de las nubes, pero los ultravioletas llegan igual. El sol quema con la misma intensidad cuando se refleja en el agua, en paredes blancas, en la arena, en la nieve o durante los días nublados. ¡No se confíe!
i) El sol de montaña siempre es más fuerte, porque en lugares de mucha altura hay menos aire para filtrar los rayos;
j) La capa de ozono filtra los rayos dañinos, pero el hombre la destruye día tras día (el ozono es un gas que forma una capa en la atmósfera. Desde hace 60 años, los seres humanos usan gases refrigerantes, aerosoles, espumas para extinguir incendios y algunos plásticos, entre otras cosas, que la destruyen paulatinamente);
k) El daño del sol es acumulativo, se queda en la piel toda la vida, pudiendo provocar cáncer de piel, el cual se manifiesta como una mancha o lastimadura que no se va y que casi nunca duele ni molesta;

CONSEJOS SALUDABLES PARA LA PIEL
1) Las sombras de árboles, toldos, techos, carpas, etc., ayudan a prevenir la insolación y quemaduras. Si su sombra es más corta que su estatura… ¡cuidado! Allí el sol no es su mejor aliado;
2) Los sombreros y la ropa con tela de trama ajustada (sin agujeritos entre sus hilos) ayudarán a proteger su piel;
3) Utilice siempre anteojos de sol adquiridos en ópticas para no lastimar sus ojos;
4) No se confunda… una piel bronceada no es una piel saludable;
5) Maximice los recaudos con los niños, y ancianos;
6) Extreme precauciones si es pelirrojo o si su piel es muy blanca;
7) Colóquese protectores solares media hora antes de la exposición y en toda la piel, hasta que esta quede pareja, sin olvidar tobillos, nariz y orejas;
8 ) Repita la aplicación si transpira mucho o si se mete al agua;
9) No utilice productos que destruyan la capa de ozono;
10) Concurra a un dermatólogo cuando observe manchas en la piel o cuando sus lunares comiencen a picarle, cambien de color o sangren sin que se los haya lastimado;
11) Recuerde que los rayos de las camas solares son igualmente nocivos;

AUTOEXAMEN DE LA PIEL Y EL ABCD DE LOS LUNARES
Hace un tiempo la Secretaría de Salud de la Provincia del Chubut, lanzó una campaña de difusión referida al autoexamen de la piel y de nuestros lunares. Generalmente uno hace caso omiso a manchas, durezas, erupciones, etc., pero cuando estas anomalías se presentan, debemos acudir inmediatamente a nuestro médico de cabecera y por supuesto, al especialista en la materia, que es un dermatólogo. ¡Toda sospecha debe ser atendida!”

AUTOEXAMEN DE LA PIEL:
a) Examine la zona anterior y posterior del cuerpo frente al espejo, luego el costado izquierdo y derecho con los brazos levantados;
b) Doble los codos y examine con cuidado antebrazos, axilas y palmas;
c) Revise su nuca y cuero cabelludo con un espejo de mano;
d) Examine la espalda y glúteos;
e) Finalmente examine la región anterior y posterior de los muslos y piernas, los pies, entre los dedos y las plantas.

EL ABCD DE LOS LUNARES:
1) Asimetría: una mitad del lunar difiere de la otra;
2) Borde: Irregular y poco definido;
3) Color: varios colores y diferentes tonos del marrón, negro, azul y rojo;
4) Diámetro: Mayor de 6mm. O aumento rápido del tamaño del lunar.
“Estos cambios sencillos en los lunares nos pueden alertar sobre la aparición reciente de un cáncer de piel tipo melanoma”.

MELANOMA
El melanoma es un cáncer de piel agresivo, que si se lo diagnostica en su inicio, es curable en la mayoría de los casos.
Los signos más más comunes de este tipo de cáncer son los siguientes: heridas que no cicatrizan, manchas que pican, arden, descaman o sangran; lunares o manchas que cambian de color, textura, tamaño o forma.

PREVENCION… Convivir con el sol no es sinónimo de vivir para el sol…
Si se toma conciencia que la exposición al sol es la causa más frecuente de cáncer de piel, el mejor camino para prevenirlo es a través de la protección de las radiaciones ultravioletas UVB y UVA.
Por otra parte, es importante recordar que las camas solares son también una fuente de radiación ultravioleta, por lo que debería evitarse la exposición en las mismas.
En materia de prevención todo lo que podamos decir no es suficiente… ¡Es preferible prevenir a curar!
Seamos prudentes, y tomemos todos los recaudos necesarios para mejorar día a día nuestra calidad de vida… porque “Ignorar el problema no nos defiende de sus consecuencias”

FUNDACION DEL CANCER DE PIEL

+ Costa del Este

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *